Plantas medicinales - Manzanilla (Camomila)

Aromática y medicinal, es muy utilizada para resolver problemas digestivos. La camomila o manzanilla es una hierba muy aromática en todas sus partes. Se puede utilizar como césped siempre y cuando no se transite demasiado sobre ella. Las magulladuras que se le ocasionan al pisarla liberan los aceites aromáticos de la planta, que producen una fragancia deliciosa.

Propiedades medicinales de la manzanilla:
El aceite esencial de manzanilla tiene un aroma muy característico, siendo el responsable de su acción carminativa, eupéptica y antiespasmódica, por lo que se emplea para combatir las flatulencias en digestiones pesadas. Contiene una lactona sesquiterpénica, llamada nobilina, que es un tónico amargo. Posee trazas de camazuleno, que le da acción antiinflamatoria y de ahí su empleo en reumatismos, heridas e irritaciones oculares. Se pueden encontrar pequeñas cantidades de ácido cafeico, flavonoides, ésteres de glucosa y cumarinas. A todo ello debe las propiedades antiulcerosas y antiácidas de la manzanilla.

Propiedades farmacológicas de la manzanilla:

Digestivo:
La manzanilla romana aumenta la producción de jugos gastrointestinales, favoreciendo las digestiones.

Antiespasmódico:
La manzanilla romana produce una relajación del músculo liso. Antiúlcera péptica. El alfa-bisabolol reduce la actividad proteolítica de la pepsina y ejerce un efecto protector frente a la formación de úlcera péptica por ácido acetilsalicílico.

Antinflamatorio:
El aceite esencial de manzanilla romana es un potente antiinflamatorio debido a sus lactonas sesquiterpénicas y flavonoides. El chamazuleno inhibe a la 5-lipooxigenasa y la síntesis de leucotrieno B4 y la apigenina bloquea la adhesión de leucocitos.

Hipnótico:
El aceite esencial de manzanilla romana ejerce un ligero efecto sedante por la presencia de apigenina, que es un agonista del receptor de benzodiazepinas.

Indicaciones:
Por ser un amargo-aromático, estimulante del apetito, sus preparados están indicados en estados de convalecencia y pérdida del apetito. Los preparados de manzanilla romana se utilizan tradicionalmente por vía interna para el tratamiento de trastornos gastrointestinales, como flatulencia, gastritis, ligeros espasmos y sensación de saciedad, así como en inflamaciones de la cavidad bucofaríngea, catarro nasal y sinusitis. Por vía externa, manzanilla en caso de eczemas, heridas e inflamaciones.

En asociación con otras drogas, también se utilizan para mútiples indicaciones, entre las cuales: insuficiencia hepatobiliar, hígado graso, trastornos digestivos, como tónico general durante la pubertad y la menopausia, en inhalaciones en caso de sinusitis, fiebre del heno y rinitis, así como por vía tópica en caso de heridas, quemaduras, hemorroides, irritaciones de la piel, etc.

Fuente: fichas.infojardin.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Psicósis, esquizofrenia, trastorno bipolar, fobias... Trastornos de conducta, enfermedades mentales infantiles... Ansiedad, depresión, estrés, autoayuda, autoestima, musicoterápia, técnicas de relajación.
Para cualquier duda, sugerencia o reclamación contacta con nosotros en la dirección de correo electrónico: nuriadr@outlook.com

  © Trucos para todo - Para cualquier duda, sugerencia o reclamación, contacte con nosotros en nuriadr@outlook.com

Volver ARRIBA